Para citas llame al (02) 226 89 65 / 226 82 81
Centro de Otorrinolaringología

Estamos especializados en diagnóstico y tratamiento de oídos, nariz, garganta y cirugías faciales.

Amigdalectomia y Adenoidectomia

  • Las adenoides y las amígdalas son un tejido que nos defiende contra los microbios que ingresan a nuestro cuerpo a través de la respiración.
  • Las amígdalas son dos masas que se encuentran detrás de la garganta. Las adenoides están arriba y detrás del paladar y no son visibles a través de la boca sin instrumentos especiales, para lograr verlas es necesario usar un instrumento, como un espejo médico, un endoscopio (instrumento óptico que se introduce por la nariz) o pedir una radiografía.

¿Qué síntomas dan?

  • Cuando se infectan hay dolor de garganta, fiebre, decaimiento, falta de apetito. El niño falta a clases.
  • Si están muy grandes el niño tiene una respiración bucal y es ruidosa, hay mucosidad nasal, la voz es gangosa y hay ronquido cuando duerme, incluso puede haber periodos en que el niño deja de respirar mientras ronca, y se llama apneas del sueño.
  • También pueden haber abscesos alrededor de las amígdalas, e infecciones por unas pequeñas criptas que se llenan de restos de comida, que causan mal olor. Los tumores son raros.

¿Cuando se operan?

  • La cirugía de las amígdalas es necesaria cuando el tratamiento con medicamentos y otras medidas de soporte no es efectivo.
  • Se operan las adenoides y amígdalas cuando son una fuente de problemas, cuando se infectan frecuentemente, o cuando están muy grandes, y obstruyen el paso de aire, o cuando con anterioridad se ha tenido un absceso periamigdalino.

Hipertrofia Amigdalina:

Amigdalectomia y Adenoidectomia

La cirugía de las adenoides y de amígdalas es una cirugía ambulatoria. Esta cirugía dura de 30 a 45 minutos, y se la realiza bajo anestesia general. El niño permanece 4 horas en hospital de día, luego de la operación para su observación, y luego es dado de alta.